Danza y nuevas tecnologías bailan juntos en el FIVA

Compartir

Ramón R.R.

fivaEn este rincón manchego, hace tiempo que no paran de surgir novedosas iniciativa que tratan de acercarnos a los nuevos caminos de la creación artística, rompiendo así con el monocromo paisaje cultural del folclore y la tradición, que ha acaparado durante décadas la escena manchega. A este escuadrón de espacios, colectivos y creadores individuales que hablan con verbos presentes, se incorpora ahora una iniciativa que busca ofrecer un escaparate para la difusión y la creación de un nuevo género artístico, el videodanza.

Nos referimos al Festival Iberoamericano de Videodanza de Almagro (FIVA), un evento organizado por el Centro Latinoamericano de Creación e Investigación Teatral (CELCIT), que desde el 3 al 13 de noviembre mostrará más de 80 obras de videodanza, así como espectáculos en directos, exposiciones y talleres para ahondar en las peculiaridades de este nuevo género.

afiche-i-fiva-2016-web“El videodanza es un concepto bastante flexible, en principio lo más básico es un híbrido entre artes audiovisuales y artes del movimiento, entendiendo como artes del movimiento no solo la danza contemporánea, sino el movimiento en su más amplia expresión. Además incluye otras disciplinas como la fotografía, la poesía, la pintura… No es un mero registro de una obra, sino una construcción que se hace, con la elaboración de un discurso estético y narrativo”. Así la define Akaida Orozco, la artífice junto a Eduardo Ravara, de que el FIVA aterrice en Almagro.

Ella, bailarina y comunicadora, y él, realizador y diseñador gráfico, han querido compartir, a través de este festival, su propio descubrimiento de una disciplina artística en la que llevan trabajando desde el 2006. “El CELCIT nos ofreció la posibilidad de crear este proyecto que busca convertirse en plataforma para mostrar los distintos trabajos que se hacen en los países ibeoramericanos y también para intercambiar conocimientos”, señala Akaida.

fiva-horariosPara potenciar este trasvase de información, tanto entre creadores como con el público, además de la extensa lista de proyecciones y de espectáculos en vivo que se podrán ver en Almagro, el FIVA incluye en su programación dos talleres. El primero, con el título ‘Poéticas del cuerpo. El gesto creativo’, será impartido por la maestra, intérprete, coreógrafa e investigadora, Julie Barnsley. El segundo, ‘Introducción al cine digital’, se desarrollará en el Museo del Quijote de Ciudad Real entre el viernes 11 y el domingo 13, a cargo del videoartista y escenógrafo, Goar Sánchez.

“Queremos generar una conversación con el público, para que haya un espacio de profundización y reflexión sobre el videodanza, tanto para almagreños como para visitantes“, comenta Akaida. Una pretensión que completarán con la exposición ‘La videodanza: Un género híbrido’, que se inaugura el viernes 4 de noviembre en el Centro de Recepción de Visitantes de Almagro, donde se podrá hacer un recorrido por la historia y los principales conceptos de este género artístico.

La universalidad del gesto

Durante los próximos días, Almagro mostrará creaciones de videodanza -tanto en las proyecciones como en los espectáculos en vivo- llegadas desde diferentes partes del planeta. La mayor parte de ellas proceden de iberoamérica, donde el FIVA ha contado con la colaboración de varios festivales que se realizan en países latinoamericanos como el Videodanzaba, el DVDanza Habana, el Agite y Sirva o el Festival Videomovimiento. Pero también, debido a la calidad de las obras recibidas, también han abierto una sección Internacional con creaciones procedentes de varios puntos, especialmente del ámbito europeo.

fivaEsta diversidad de procedencias no necesita, sin embargo, ningún tipo de traducción. Como destaca Akaida, “la danza tiene unos códigos que ha logrado traspasar a través del tiempo, incluyendo danzas más tradicionales, primitivas, el ballet o la danza contemporánea y es tan interesante porque traspasa todas las barreras razón”. El secreto que facilita la recepción de estas obras, más allá de su procedencia, reside en “la universalidad del gesto” que permite que “un gesto de bondad, de amor o un gesto de violencia va a ser entendido en cualquier cultura, más o menos, de la misma manera”, destaca Akaida.

Respecto al ámbito iberoamericano, la codirectora del FIVA que conoce de primera mano lo que sucede al otro lado del Atlántico hace hincapié en las diferencias que se aprecian en las creaciones que surgen de allá, respecto al contexto europeo. “Un diferencia fundamental son los recursos materiales, aquí, a nivel tecnológico, las herramientas son muy poderosas. En ibeoramérica, en cambio, los discursos y la creatividad son muy poderosas. Aquí también hay cosas muy interesantes a nivel estético y a nivel ideológico, incluso, pero en latinoamérica hay una auténtica efervescencia de creación y de festival”.

Con todos estos elementos, el FIVA aspira a convertirse en un espacio de encuentro, para compartir ideas y experiencias en torno a este nuevo género. “Creo que les va a gustar, es un género que para mí es metáfora audiovisual, poesía audiovisual, no tiene lecturas tan racionales y va a otros lugares del ser humano, más próximos a la emoción y tiene múltiples lecturas”, concluye Akaida, que finaliza la entrevista animando a todos los aficionados a la danza y al cine, así como ha todo aquellos que todavía nunca se han adentrado por estos terrenos, a acercarse a Almagro para experimentar la emoción y la reflexión del encuentro que proponen entre el 3 y el 13 de noviembre. No dejéis pasar la oportunidad de vivirlo.

Deja un comentario