Compartir

‘Chicas Nuevas 24 horas’ es la exposición interactiva y participativa que está instalada en la sala de exposiciones del Ayuntamiento de Ciudad Real. Está basada en el documental del mismo nombre que denuncia el rentable negocio que mueve más de 32.000 millones de dólares al año que genera la compra-venta de mujeres y niñas para su explotación sexual.

La exposición recoge diferentes fotografías obtenidas a través del viaje-rodaje del film, que pasa por Argentina, Perú, Colombia, Paraguay y España y que nos adentra en el corazón de un mundo clandestino desprovisto de cualquier humanidad.

La exposición, que permanecerá durante una semana en Ciudad Real para luego viajar a Puertollano, va a ser vista mediante visitas concertadas por distintos centros educativos, donde con la ayuda del tráiler del documental y la dinamización de una monitora se convierte en una herramienta para la sensibilización y el debate.

Además, a la exposición le acompañan una serie de actuaciones complementarias: dinámicas dirigidas a fomentar la responsabilidad social, actividades de carácter formativo como charlas y una guía didáctica contra la trata de personas para la explotación sexual y su prevención.

La alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, recordaba en su visita junto con la delegada de la Junta en Ciudad Real, Carmen Teresa Olmedo, la directora del Instituto de la Mujer en Ciudad Real, Carmen Pimienta y la concejala de Igualdad, Manuela Nieto, recordaba cómo Ciudad Real es ya una ciudad que forma parte de la Red de Municipios Libres de Trata de Mujeres para explotación sexual, que consideraba es una de las mayores desigualdades.  “Ninguna mujer nace para ser prostituta, nacemos para ser libres e iguales a cualquier ser humano”. Pilar Zamora aseguraba estar preocupada por los datos de que cada vez más los jóvenes vean el consumo de la prostitución como algo normal. Y no es normal, no se elige ser prostituta, no es una profesión”.

La delegada de la Junta afirmaba que la prostitución es algo con lo que tenemos que acabar de forma trasversal, y esa la forma en la que se está trabajando desde el Gobierno Regional a través de las distintas consejerías. Carmen Teresa Olmedo reconocía que “está claro que la prostitución es una de las manifestaciones más graves y mejor toleradas de la violencia de género y tenemos que luchar contra eso y concienciar sobre todo a la gente joven”.

El coordinador de CEPAIM en Castilla-La Mancha, Adolfo Patón, reconocía que esta exposición es “el comienzo de un trabajo en el que tenemos que profundizar para conseguir un cambio cultural que provoque un cambio en los hábitos de consumo de prostitución. Entre el 80 y el 90% de la prostitución en España tiene que ver con la trata de mujeres y niñas para la explotación sexual. Eso quiere decir que si normalizamos el discurso de que es habitual acceder a un puticlub para empezar o terminar la fiesta, como parte de una despedida se soltero o para tomar unas copas, estaremos promocionando directamente la trata de mujeres y niñas para la explotación sexual”.

 

Deja un comentario