Compartir

La Concejalía de Acción Social y Cooperación Internacional del Ayuntamiento de Ciudad Real ha programado una actuación de los alumnos del Instituto Juan Bosco de Alcázar de San Juan el día 10 de diciembre a las 19 horas en el Centro Cultural Antiguo Casino de Ciudad Real para Conmemorar el Día Internacional de los Derechos Humanos,

“Lieu de vie” (“lugar para vivir”) es un espectáculo en el que dialogan música, poesía y magia, que acompaña desde mayo de 2.016 a un proyecto expositivo de fotografía de Jesús Gabaldón, concebido como una narración visual inacabada sobre una de las mayores crisis humanitarias de nuestra historia reciente: la llamada crisis de refugiados en Europa.

Tanto el espectáculo como la exposición forman parte del proyecto educativo “Mi escuela, tu refugio”, del IES Juan Bosco (Alcázar de San Juan), ganador del VIII Premio Nacional de Educación para el Desarrollo “Vicente Ferrer” (AECID). La entrada el libre hasta completar aforo.

“Mi escuela, tu refugio” reúne las distintas formas en que se intentó acoger, en la vida escolar, el drama de los millones de personas que han de desplazarse de manera forzosa por conflictos de sus lugares de origen, concretamente de las víctimas de la actual llamada “crisis de refugiados”, la peor desde la II Guerra Mundial. Se trata de un proyecto educativo, colaborativo y solidario que tiene como objetivo educar nuestra sensibilidad y cultivar una mirada cuidadosa y responsable en relación al otro, así como explorar las posibilidades que tiene la escuela para convertirse en antídoto contra la indiferencia que parece imperar en nuestra sociedad.

“Lieu de vie” tiene en su origen un taller de escritura poética, que pretendió constituirse como un espacio de encuentro que posibilitara que cada integrante del mismo (artesanos-poetas) se relacionase con la poesía como algo propio y no como un producto inalcanzable que pertenecía a otros.

En el IES Juan Bosco estaban convencidos del valor del arte (en este caso la poesía y la música) en la formación de la sensibilidad humana, como instrumento para ser mejores, pero también en la conformación de una cultura de paz, sobre todo en la medida en que la poesía puede ofrecer silencio y cuidado, frente al ruido y la velocidad que nos dominan demasiado a menudo.

Deja un comentario