Compartir

365, Edición Especial Joy Eslava es el título del disco con el que la Banda de Fesser llega este sábado a Ciudad Real (Nice, 21.30 horas, 5,50 euros). Salió a la venta en noviembre y forma parte de la filosofía d eun grupo que cuenta con dos discos en sus espaldas Japón y 365 con los que le gusta revisar y reeditar sus canciones.

“Es la primera vez que tocamos en Ciudad Real”, responde Carlos al otro lado del teléfono antes de visitar la Sala Nice. Su concierto forma parte de una serie de artistas madrileños que cada semana visitan el local y La Banda de Fesser se podría incluir dentro de esa hornada de rock en español de la que forman parte en su primera línea Pereza o Sidecars.

La banda se gestó en Madrid en el año 2008 aunque fue a finales de 2012 cuando estrenaron su primer disco que presentaron en la sala Caracol. Tuvieron la oportunidad de ser los teloneros de Rubén Pozo, miembro de Pereza, en uno de sus directos. Cada vez que este grupo de chicos realiza un concierto, se acaba colgando el cartel de “no hay entradas”, lo que significa que han aumentado su número de seguidores de forma muy rápida.

La definición de su música, dada por uno de sus amigos, es “rock agriculde, nos lo pusieron cuando nos escucharon por primera vez y nos gusto bastante esa forma de definirlo”. Pero basta con escuchar los primeros acordes de sus canciones para ver en ellas ese modo de entender el rock que componen estribillos pegadizos y letras melancólicas

El concierto en Ciudad Real será como viene siendo habitual especial para la banda. Llegarán en “formato electro acústico” lo que implica una revisión de sus canciones y melodías para hacerlas un poco más atractivas. “Invitamos a todo el mundo que le guste la música en español y a que venga, la gente se queda con muy buen sabor de boca y nos dice que le gustaría volver”, por lo que esta salida de Madrid, una de las pocas de la banda, supone uno de esos momentos escasos para escuchar en Ciudad Real la nueva movida madrileña.

Deja un comentario