Compartir

CCOO de Castilla-La Mancha y la Fundación Instituto de Estudios Sociales conceden este año el Premio Abogados de Atocha a la escritora Almudena Grandes por su acreditada trayectoria en la defensa de los derechos humanos y las libertades que reconoce este galardón.

El acto de entrega será este jueves 2 de marzo en Toledo, en el Palacio de Congresos, a las 18.30 horas, han señalado en rueda de prensa Juan Barreda, secretario de Organización de CCOO CLM, y Antonio Arrogante, presidente de la Fundación Instituto de Estudios Sociales de CCOO CLM.

CCOO destaca la figura de Grandes “en la defensa de los derechos y de las libertades, siempre a favor de las personas más desfavorecidas y de las víctimas de la violencia de entonces y de ahora. Nos reconforta su posición, cada vez que esta mujer escribe u opina sobre un tema es como un jarro de agua fresca”, ha subrayado Arrogante.

“En la Transición la gente salió a la calle sabiendo que se jugaba mucho, ya que hacerlo suponía perder la vivienda, perder el trabajo, ser expulsado de la universidad o que te pegaran un tiro. La Transición no fue un apaño, el Tribunal de Orden Público seguía funcionando y corrías el peligro de caer por una ventana de la Dirección General de Seguridad o cualquier otra felonía”.

Se cumplen 40 años de la Matanza de Atocha en la que, a manos de un gripo de pistoleros de extrema derecha que irrumpieron en el despacho de los abogados laboralistas de CCOO y del PCE situado en la calle Atocha en Madrid, fueron asesinados los abogados Javier Sauquillo, Javier Benavides, Enrique Valdelvira, Serafín Holgado y el sindicalista Ángel Rodríguez Leal. Resultaron gravemente heridos Mª Dolores González, Luis Ramos, Miguel Sarabia y Alejandro Ruiz-Huerta, el único que hoy sigue vivo y que nos acompañará este jueves, un año más, en el acto de entrega del Premio Abogados de Atocha de CCOO CLM. Los abogados Carlos del Río y Manuela Carmena se libraron porque estaban en el despacho de enfrente.

Arrogante ha destacado que “por fin se está empezando a reconocer lo que supuso para el avance de las libertades y de la democracia este crimen fatídico y abominable y la respuesta de la izquierda de entonces, y de CCOO y del PCE, que fue de tranquilidad y de que de manera irreversible este país caminaba hacia una democracia real y verdadera, que no había una democracia tutelada o como se decía en aquellos tiempos una dicta-blanda. Fue brutal el cambio en este país tras este atentando”.

“Lo que supuso Abogados de Atocha a las generaciones futuras, tenemos la absoluta responsabilidad de seguir recordándolo para que la gente sepa de donde vienen las cosas, que la democracia no la crearon los cuatro padres de la patria, sino que la trajo la gente, la calle”, ha remarcado.

Asimismo, ha recordado el homenaje a las víctimas de la Matanza de Atocha que el pasado 28 de enero tuvo lugar en Casasimarro, de donde era natural Ángel Rodríguez Leal. Representantes de sindicatos, asociaciones y partidos políticos participaron en esta localidad conquense en un acto para recordar a quienes murieron por la defensa de los derechos y las libertades.
En Casasimarro se quería instalar la placa en recuerdo a los 40 años de la matanza que, finalmente, el alcalde de la localidad negó.
Las dos etapas del Premio Abogados de Atocha
El 22 de enero de 2002, el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha instituyó el Premio Internacional de Abogados de Atocha para distinguir a aquellas personas o instituciones que se destacaran en la defensa de los Derechos Humanos y la lucha por la Libertad.

El premio se convocaba anualmente y se regulaba mediante Decreto del Consejo de Gobierno. El primer premio se hizo coincidir con los veinticinco años de los asesinatos del despacho laboralista de la calle Atocha de Madrid, para rendir así un homenaje a quienes en España y en el mundo se destacan y esfuerzan por conseguir que el ejercicio de las libertades públicas, el respeto por los Derechos Humanos, y la plena implantación de la democracia sean posibles.

La decisión del Gobierno de Castilla-La Mancha estuvo precedida de la petición de CCOO para que se considerara la oportunidad y el valor de instituir un premio de esas características. La muerte de un castellanomanchego en aquel sangriento atentado fascista y la vinculación de abogados de la región con aquel despacho laboralista, avalaban nuestra petición.

El premio Internacional Abogados de Atocha se concedió en 2002 a Vidal de Nicolás (Presidente del Foro de Ermua). En 2004 a Frei Betto (Programa “hambre cero” Brasil). En 2007 a la ONG “Nuestras hijas de regreso a casa” (Mujeres de Ciudad Juárez de Méjico). En 2008 a Aung San Suu Kyi (Premio Nobel de la Paz 1991). En 2009 a Manuel López –a título póstumo. En 2010 a Francisca Sauquillo. Y en 2011 a Marcelino Camacho –a título póstumo– y Nicolás Redondo.

Esta fue la última edición del premio en aquella etapa, ya que el Gobierno de Cospedal lo suprimió, una muestra de su escaso compromiso democrático y su inexistente voluntad para mantener viva la memoria histórica y la lucha antifranquista.

Fue entonces, -explica el secretario regional de Organización-, cuando Comisiones Obreras de Castilla-La Mancha, a través de la Fundación Instituto de Estudios Sociales, mantuvo vivo el homenaje y el recuerdo a los asesinados en el despacho laboralista de Atocha 55.

Se celebraron actos de recuerdo en los años 2012 y 2013, con presencia del Presidente de la Fundación Abogados de Atocha y otras personalidades e instituciones.

Desde 2014, CCOO de Castilla-La Mancha tomó la decisión de crear el Premio Abogados de Atocha de Castilla-La Mancha, otorgándose con carácter anual.

En esta segunda etapa, el premio lo concede la Fundación IES de CCOO de CLM. En su primera edición (2014) la galardonada fue Manuela Carmena, co-fundadora del despacho de abogados laboralistas de Atocha y ex jueza (posteriormente, fue elegida alcaldesa de Madrid). En 2015 el premio se le otorgó a José Antonio Martín Pallín, exfiscal y magistrado emérito del Tribunal Supremo. Y en 2016, al abogado laboralista Enrique Lillo.

 

Deja un comentario