Compartir

Maestro de escuela. Invitemos a los niños a participar en la sociedad: tienen mucho que decir”. Es la carta de presentación en Twitter de César Bona, uno de los 50 mejores maestros del mundo según el Global Teacher Prize, -el llamado Premio Nobel de los profesores-, quien hoy ha impartido una charla en la Facultad de Educación en la que defendió que “familia, niños y docentes son un ente indivisible” y que hay que “invitar” a todos ellos a participar en el centro y en la sociedad.

La presencia de César Bona en el campus ciudadrealeño ha causado una gran expectación entre los futuros maestros, quienes ya ejercen la profesión y los ciudadanos en general, hasta el punto de que el público comenzó a ocupar las butacas del salón de actos de la Facultad de Educación hora y media antes del encuentro y algunos se vieron obligados a quedarse de pie. El lleno absoluto sorprendió a César Bona, quien consideró todo un lujo que tanta gente se interese por “escuchar y hablar de Educación”.  

Bona advirtió que tanto la sociedad como la escuela han evolucionado y, por tanto, no podemos seguir educando a nuestros niños como nosotros hemos sido educados. Hay que tratar de conseguir una escuela que aporte a la sociedad y para ello, dijo, el primer paso a dar es “educar a los niños como seres sociales, no individuales” y “dejar de pensar que el conocimiento es una herramienta que debemos utilizar de forma individual” puesto que hoy la mayoría de actos diarios están basados en la interacción de unos con otros.

A este respecto, y precisamente ahora, cuando los partidos políticos empiezan a acercar posturas para alcanzar un pacto social por la Educación, el experto en innovación pedagógica consideró que es importante que los políticos piensen que no sólo se representan a sí mismos o a su partido, sino a toda la sociedad, y que es el momento de escuchar a las familias, a los niños y a los docentes “porque son un equipo y deben caminar siempre juntos”.

A lo largo de su conferencia, que llamó Escuelas que cambian el mundo. Ciudades que cambian la escuela, Bona reflexionó no sólo sobre el “trabajo en equipo” de ese “ente indivisible” que conforman padres, alumnos y docentes, sino también en la importancia de la sociedad en la Educación y en la actitud del maestro, del que dijo “debe ser alguien que exige pero que a la vez trata al niño con cariño, que le anima a intentarlo, que es curioso y creativo. Alguien a quién tú –refiriéndose al niño- admiras”.

El maestro César Bona visitó la Facultad de Educación de Ciudad Real invitado por el profesor del centro Francisco Domínguez, quien destacó del ponente su “empatía y su capacidad de conectar y trabajar con el alumnado”. También dio la bienvenida al conferenciante la decana, Rosario Irisarri, quien mostró su alegría por ver reunida a tanta gente que “lucha por una mejor Educación” y apuntó que la “Educación es el secreto que cambia el mundo”.

César Bona es diplomado en Magisterio y licenciado en Filología Inglesa. En 2014 fue nominado al Global Teacher Prize, del que quedó entre los 50 finalistas, siendo el único español candidato a este premio. Lleva más de 14 años ejerciendo como maestro y es autor de tres libros: Las escuelas que cambian el mundo, La nueva educación: Los retos y desafíos de un maestro de hoy y Las increíbles aventuras de Don Quijote y Sancho Panza como jamás te las contaron.

Deja un comentario