Compartir

El Teatro Quijano de Ciudad Real acogerá el miércoles 5 de abril, a las 20,30 horas, el estreno del mediometraje “Escápate”, de Jesús Calzada y “El Joven de La Mancha”, dentro del programa oficial del Festival de Cine de Castilla-La Mancha, www.fecicamfilmfestival.com, cuya 8ª edición se celebra entre el 31 de marzo y el 8 de abril.

“Escápate”, que se proyectará fuera de concurso y con entrada libre, es un trabajo dirigido por Jesús Calzada, el joven natural de San Lorenzo de Calatrava (Ciudad Real) que ha trabajado con los directores de cine más prestigiosos del país en títulos como ‘Todo es silencio’, de José Luis Cuerda, o ‘Los abrazos rotos’, ‘La piel que habito’, ‘Los amantes pasajeros’ y ‘Julieta’, de Pedro Almodóvar y la productora ‘El Deseo’, entre otros.

El director sanloreceño se mete de lleno con “Escápate” en un trabajo social dando protagonismo a sus actrices, mujeres mayores, manchegas de su pueblo, quienes le han enseñado que las cosas que verdaderamente dan la felicidad están al alcance de todos, dice.

Pregunta.- ¿Cómo surge la oportunidad de estrenar “Escápate” en el Teatro  Quijano de Ciudad Real en el marco de FECICAM?

Respuesta.- Durante varios años FECICAM ha contactado con nosotros solicitando dicha colaboración, pero por problemas de agenda no ha sido posible hasta ahora. “Escápate” es el proyecto más arriesgado de “El Joven de la Mancha”, nuestra pequeña productora, que funciona como asociación cultural; y los proyectos que realizamos siempre suelen tener un carácter más cultural que cinematográfico. Por este motivo, nunca habíamos pensado que el carácter efímero del resultado final fuese más allá de la localidad en la que se produce. Las historias que ruedo en “El joven” tienen un carácter social muy marcado en las que lo importante es lo que hay detrás del resultado, el trabajo con las actrices: personas con problemas socio-culturales, de edades desfavorecidas, con enfermedades psicológicas, etc. También personas jóvenes y actuales con ganas de hacer “algo” y con el propósito de convivir como una extraña familia. Así pues, en cuanto Alvar Vielsa y Claudia Mendoza se pusieron en contacto con nosotros para brindarnos esta oportunidad, lo primero que pensé fue en ellos, pero sobre todo en ellas, mis actrices mayores. Porque el rodaje de “Escápate” se ideó “por” y “para” ellas, las gentes de San Lorenzo de Calatrava que, gracias a su ilusión desmesurada por este proyecto, siempre creyeron en él y se creyeron parte de él. Mujeres que ahora no son simples jubiladas, porque ¡son verdaderas actrices! Y, junto a los jóvenes del pueblo, forman un equipo que en ninguno de mis proyectos de Madrid podré encontrar. Así que sin pensarlo, aceptamos la invitación para que toda esa gente pueda vivir otra noche de sueños. Para que mis actrices se “escapen” una noche más de la realidad de sus vidas.

P.- Sin ánimo de hacer un spoiler, ¿qué se va a encontrar el espectador?

R.- “Escápate” habla de la búsqueda de la belleza, así como de la felicidad; del drama de la vida y de cómo cada cual tiene que encontrar una vía de escape para sobrevivir en ella. Pero el espectador, sobre todo, va a encontrar una escapada de la realidad por unos momentos.

P.- ¿Cuál ha sido la acogida en otras localidades donde ya has estrenado este trabajo?

R.- Antes que en FECICAM, “Escápate” fue pre-estrenado en la localidad en la que se produjo, San Lorenzo de Calatrava, un pueblo de sólo 250 habitantes, que lo vivió como una auténtica fiesta. Tanto es así que se vendieron casi 600 entradas, una acogida descomunal, casi hollywoodiense y aclamadora para tratarse de un municipio tan pequeño. Esa noche del pasado agosto, todos vivimos algo mágico. Un pueblo colapsado ante un estreno de cine.  Una mezcla de costumbrismo y de realismo mágico manchego.

P.- Jesús Calzada es ya un nombre más en la lista de artistas de Ciudad Real, ¿qué tiene esta provincia que hay tanta inquietud cultural y cinematográfica?

R.- Esta provincia es maravillosa en todos los aspectos, como bien la define mi amiga, la genio del lenguaje Ángela Vallvey: “Buen paisaje y buen paisanaje”. ¡Qué más se puede pedir a esta cuna de artistas! Aquí nació el mejor director de cine de todos los tiempos, Pedro Almodóvar; y una de las mejores actrices de la historia, Sara Montiel. Salvando las distancias, yo me considero muy alejado de esas esferas, solo soy un representante más del ingenio quijotesco manchego. Un defensor de que gracias a la cultura, la vida y el desarrollo de la humanidad es mucho más enriquecedor.  

P.- Ha trabajado con directores importantes como Pedro Almodóvar o José Luis Cuerda, ¿Qué ha aprendido de ellos?

R.- Pues profesionalmente mucho, sobre todo de Pedro Almodóvar, al que considero uno de los pocos genios que nos quedan; gracias a su obsesivo perfeccionismo, su maravilloso tesón y su forma sublime de vivir el arte. Decía Truman Capote que “cuando Dios le entrega a uno un don, también le da un látigo; y el látigo es únicamente para autoflagelarse”. Esa es la metáfora más literal de lo que he aprendido de personas tan grandes. Pero también hay algo muy importante que no he aprendido de los directores de cine y toda esa gente tan extremadamente profesional con la que he trabajado; pero sí de mis actrices ancianas, manchegas; mujeres luchadoras y sufridoras. De ellas he aprendido lo más importante, que es que la vida muchas veces es más sencilla de lo que parece, que se puede uno morir en vida y resucitar resurgiendo de tus derrotas y que las verdaderas cosas importantes, esas que te dan la felicidad, están al alcance de todos.

P.- ¿Qué opina de festivales como FECICAM?

R.- Es una iniciativa maravillosa porque es el único certamen donde realmente los directores pueden presentar sus obras, con total libertad creativa, sin presiones de taquillas, ni estrategias de marketing. En los festivales como este las obras son verídicas, implícitas con el alma del interior de algún creador, sin tapujos, ni acotaciones, ni ataduras. Son obras de arte. Aunque resulte duro, mi experiencia me ha enseñado que los cortos no dan rentabilidad ni sirven para nada. La única excusa para hacer algo inútil como es el arte es que uno lo admire intensamente y no se podrían admirar estas maravillas artísticas si no fuera por FECICAM y demás festivales.

P.- ¿Cómo ve el presente y futuro del cine castellano-manchego y del cine español en general?

R.- Bueno, lo veo esperanzador, porque en España cada vez se hacen más y mejores películas. Algunas, superproducciones gigantes como nunca antes se habían imaginado en nuestro país. Y el público español cada vez se interesa más por nuestras producciones. De hecho, la película más taquillera del año pasado fue una película española, “Un monstruo viene a verme”, así que no se puede pedir más. Además, una incipiente corriente de cine americano también se está produciendo en España, así como series internacionales.

Deja un comentario