Compartir

Aunque la apertura del micrófono no entiende de géneros, el escenario de Slam Poetry Ciudad Real está muy lejos de la paridad. La proporción de mujeres que participan en las veladas es muy inferior a la de hombres y, a pesar de que hay algunas slamers asiduas que rompen la uniformidad, hay una clara tendencia masculina en las voces que componen el tapiz slam.

La velada de abril no fue diferente en cuanto a la proporción (tan solo dos de los doce participantes eran mujeres) pero la noche del pasado miércoles, ellas tuvieron un protagonismo especial. En primer lugar porque tuvimos a un mujer como invitada, Pilar Astray Boadicea, que compartió varios poemas hilvanados con la entraña de la mirada femenina. Y además porque la ganadora, Redifusión, (que lo era por segunda vez) también pertenece al fascinante club de las mujeres recitadoras.

Antes de que comenzara la competición, Pilar se encargó de iniciar la velada con su particular mirada poética. Una intervención en la que además de palabras, la joven madrileña también desplegó el lado performativo de la poesía. Mientras recitaba, el artista Masles Roy, que también la acompaña en su último proyecto editorial: un fanzine de poesía ilustrado, acompañaba los versos pintando sobre un lienzo.

Y tras la intervención de la invitada comenzó la primera ronda de la velada, en la que participaron: Psico Mc, Antonio Luque, Redifusión, Laura, Paco Ochoa, Nouco, Nebur, Schebatsky, Ivan Bravo, Alejandro Cerro, José Carlos y Baque. Finalmente fueron 12 porque en Slam Poetry Ciudad Real siempre hay algún poeta a mano dispuesto a compartir sus adentros (tres de los inscritos fallaron y hubo que tirar de reservas para completar el elenco).

Durante este viaje inicial, las pizarras del público se decantaron por Redifusión (con 26 puntos), gracias a un aparente poema de amor que, tras un sorprendente giro final, hablaba de la presencia del miedo en nuestras acciones y por el ilustre cantautor de la villa, Alejandro Cerro, (con 28 puntos) que pasaba por allí a tomar una cerveza y acabó saliendo al micrófono para seducir a los presente con su ranchera de amores complejos.

Ya en la final, el estilo de monólogo lírico de Redifusión se impuso en las votaciones, con un poema lleno de fuerza expresiva en el que, partiendo de un verso de Gloria Fuertes (“nací para puta o payasa y escogí lo difícil”) recorría las dificultades que afrontan una mujer libre para llegar a serlo.

Al no haber entrado ninguno de los tres primeros clasificados en la final, la clasificación general se mantiene como estaba: Rafa Psico MC (21 puntos), Baque (18 puntos) y Nebur (16 puntos). Por lo que habrá que esperar a la próxima velada de mayo, la última de la temporada, para saber quién será el representante de Ciudad Real en la final nacional de Poetry Slam.

Deja un comentario