Compartir
Foto: Esther Kiras

El poeta procedente de la provincia de Jaén, José Flores, ganó en Ciudad Real, la VII Final Nacional de Poetry Slam. Su primera intervención, la que le llevó a la fase final, fue la más laureada de la noche, superando, incluso, la que le concedió la victoria final. El jienense recitó un poema sobre la memoria histórica que mereció una intensa y prolongada ovación del público, que le concedió 80 puntos, logrando así la puntuación más alta de la final.

Juan Flores, (Foto: Esther Kiras)

Margalida Follothelida, representante del Poetry Slam de Mallorca, pasó con él a la finalísima, recitando un poema sobre el empoderamiento femenino que alcanzó 71 puntos, mientras que José Flores repitió un poema sobre el panorama político y social de España que ya recitó en la semifinal, consiguiendo 77 puntos y ganando, así, la final.

El recital de poesía escénica se desarrolló en los Jardines del Prado de la capital manchega, por donde pasaron cerca de un millar de personas y puso el broche de oro a un fin de semana en el que la palabra unió a la ciudad. El “trofeo” que José Flores se llevó a Jaén fue un cuadro realizado por Paco Carrión, del colectivo gráfico Kokoro, que fue pintado mientras se desarrollaba el recital. Además, los colectivos sociales de Ciudad Real y provincia también repartieron diversos galardones al resto de participantes en la final, premiando los diferentes matices que escondía cada poesía. De esta manera, Laura Sam (Bilbao), Rafa Psyco MC (Ciudad Real), Xisco Ródenas (Llobregat) y Margalida Follothelida fueron obsequiados con premios a los poemas que más destacaron por su profundidad. Mientras, Jacaranda Disidente (Vitoria) recibió el premio “más conciencia”, Carles Sanchís (Hospitalet) obtuvo el premio al poema “más escénico” y Cristina Indira (Granada) y Mississipi (Valencia) consiguieron los premios a los poemas con “más buena onda”.

La final más femenina

Una de las características más destacadas de esta VII Final Nacional fue la presencia femenina en la final, con cinco mujeres entre los nueve finalistas. En anteriores ediciones del Poetry Slam, tan sólo una mujer había llegado hasta la final, algo que también fue criticado en los versos de Jacaranda Disidente, que apuntó, durante su intervención en la final, la invisibilización de las mujeres en la literatura y la sociedad. Una lucha social que los colectivos sociales de Ciudad Real subrayaron durante su intervenciones, especialmente la Asamblea de Feminismos que denunció, a través de una actuación teatral, la mercantilización del cuerpo de las mujeres, el maltrato y la pasividad de la sociedad ante estos crímenes, entre otras formas de violencia machista.

La fuerza de lo colectivo

Más allá de la competición y de quién resultase ganador, la VII Final Nacional de Slam Poetry en Ciudad Real demostró cómo la fuerza de lo colectivo, a través de la palabra, puede construir un cambio social hacia un mundo más respetuoso con la vida y la naturaleza. Junto a las poetas, diferentes movimientos sociales estuvieron colaborando con la organización en las actividades que se pudieron disfrutar durante todo el fin de semana en diferentes espacios de la ciudad.

El colofón final de este intenso intercambio de energía colectiva fueron las actuaciones de los diferentes grupos y asociaciones en las dos semifinales y en la final. En esta última, el Colectivo Intercultural (compuesto por Cepaim junto a varias asociaciones de la ciudad) recordó al público que, más allá de las diferencias de género, raza, religión o lugar de nacimiento, “todos somos uno”.

Por su parte, el colectivo de la Casa del Parque apuntó la necesidad de seguir adelante para lograr el bien común, a pesar de las críticas que puedan recibir en el camino, una meta que comparten con el Centro Social Autogestionado “La Purga”, que recordó sus años de esfuerzo para construir un mundo más feminista y ecologista actuando localmente con una visión global.

Deja un comentario