Compartir

El diálogo entre las disciplinas artísticas está siendo uno de los elementos a destacar en la programación de esta 40 edición del Festival de Teatro Clásico de Almagro. Más allá de las representaciones escénicas, la programación del festival incluye este año todo tipo de eventos y actividades en las que el Barroco se nos muestra desde miradas artísticas alejadas del teatro.

Una de estas actividades paralelas tuvo lugar la pasada noche, cuando una veintena de alumnos del curso de pintura del Museo López Villaseñor de Ciudad Real visitaron el Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro para utilizar las artes escénicas como fuente de inspiración.

Los participantes de esta actividad asistieron al Espacio Miguel Narros donde pudieron presenciar el ensayo general de la obra ‘Eco y Narciso’, que se estrena hoy dentro de la programación del festival.

Durante las casi dos horas que duró la representación, los alumnos del taller de pintura pudieron esbozar sus creaciones inspiradas en los textos, la escenografía y los movimientos de los actores que participan en este montaje.

La idea de la que surge esta iniciativa, que llevan realizando durante los últimos tres años, es generar un espacio de relación con otras artes “que ayude a producir una experiencia motivadora”, explica Isabel Fornie, profesora del taller. En este sentido, como destaca la profesora del taller, “cada uno toma aquellos aspectos que, con su sensibilidad, le producen una resonancia capaz de generar una creación”.

Una de las alumnas participantes en el evento, Carmen Puebla, señala que a través del contacto con todos los elementos que componen la obra de teatro “nuestros sentimientos fluyen y la mano se va moviendo sin saber cómo, pero se mueve”. Carmen, que ya ha participado otros años en esta iniciativa, remarca que más allá de la parte meramente artística, esta visita al Festival de Almagro también supone un encuentro ameno y divertido con el resto de compañeros que comparten su afición por la pintura.

Algunas de las obras esbozadas durante el ensayo de ‘Eco y Narciso’ se podrán ver en la exposición que los alumnos del taller pintura realizarán en el Museo López Villaseñor al finalizar la parte formativa.

Pero no fueron los únicos que estuvieron en el patio de butaca, también los participantes en el taller ‘La condición teatral, intersecciones entre artes escénicas y arte contemporáneo’ acudieron a este ensayo general en busca de inspiración para el trabajo de fusión con el teatro que realizan en esta propuesta del festival.

Como explica su coordinadora, Laura de la Colina, la temática sobre la que están trabajando estos días en el Palacio de Valdeparaíso es la “construcción de identidades y de personajes”, de cara a conectarla con la creación artística más actual. De la Colina considera que en el tiempo actual resulta especialmente relevante la interrelación entre disciplinas artísticas y destaca la cualidad de “observador” que debe tener el artista contemporáneo para “estar continuamente cogiendo ideas”.

Desde esta perspectiva más amplia, los participantes del taller utilizaron la obra teatral para extraer ideas que puedan plasmar en las perfomances artísticas que están preparando en la localidad manchega.

Con este tipo de iniciativas, el Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, busca tender un puente entre artes y creadores para que las diferentes disciplinas artísticas convivan estos días en torno al universo escénico del Siglo de Oro.

Deja un comentario