Compartir
Publicidad

La 40 edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro quiere concluir por todo lo alto su programación con un fin de semana cargada de montajes muy atractivos. Uno de ellos es el que presenta el Teatro del Temple, que regresa por quinto año al festival, con una versión de ‘La vida es sueño’ de Calderón de la Barca, en la que reflexionan sobre el choque generacional que existe actualmente en nuestro país.

El autor de la adaptación, Alfonso Plou, ha explicado que en esta revisión del clásico de Calderón han “peinado” el texto para acercarlo al público actual y han buscado los elementos contemporáneos que habitan en la obra original. En este sentido, la obra presta especial atención a “la pugna generacional” entre el rey Basilio y Segismundo que “tiene un paralelismo contemporáneo con lo que sucede hoy en día en nuestro país”.

El director del montaje, Carlos Martín, ha subrayado que esta lucha entre generaciones se puede apreciar en la estética utilizada para describir el “mundo rancio, antiguo y paralizado” de la corte de Basilio, frente al mundo de la rebelión que encarna Segismundo, que tiene una “estética más underground”.

Por otro lado, Plou ha destacado que su versión prima la convivencia de realidad y ficción, como metáfora principal de la obra, algo que, a su juicio, está muy presente en nuestros días a través de “la realidad virtual, Internet y las pantallitas que ocupan el espacio de nuestras vidas”.

La música en directo que acompaña al montaje es otro de los elementos a destacar de la puesta en escena que, como ha indicado Martín, ha propiciado un trabajo de investigación con el ritmo y “permite que el músico se introduzca dentro del diálogo”.

Martín ha hecho hincapié en que este “es un montaje coral” tanto en la integración de los diferentes intérpretes como en el propio proceso de creación de la versión que se ha realizado de forma conjunta con el autor y los propios actores.

La mezcla de todos estos elementos da como resultado una obra en la que existe “un equilibrio entre lo clásico y lo contemporáneo”, ha dicho Martín.

‘La vida es sueño’, que está coproducida por el propio Festival de Almagro, cerrará el Espacio Miguel Narros con dos representaciones, mañana y el sábado, a las 22:45 horas.