Compartir
Publicidad

“Mi ética me dice que una persona no debe acomodarse en un cargo de responsabilidad y hacer suyo ese lugar por muy bien que realice su trabajo. Considero que siete años y ocho ediciones son un periodo más que suficiente para aportar un discurso artístico y estético”. Con estas palabras iniciaba Natalia Menéndez su despedida del cargo de directora del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro que ha ostentado en los últimos siete años.

Aunque era un secreto a voces, Natalia ha querido esperar a que finalizara la 40 edición para confirmar su marcha, algo que, como ha explicado durante la rueda de prensa, comunicó hace meses al patronato del festival.

Siguiendo con las motivaciones que le han llevado a tomar esta decisión, Menéndez se ha referido a “un techo de cristal económico” que dificulta el desarrollo y el crecimiento del proyecto que dirige. “Un festival de estas características necesita tener un incremento continuo para mejorar la calidad de programación y laboral del equipo. Del mismo modo, se debe revisar la continuidad de las aportaciones y que éstas no estén tan sujetas a los vaivenes políticos, como ha sido el caso de este año”, ha denunciado.

Por otro lado, la hasta ahora directora del festival ha señalado que existe una motivación de personal de retomar su trabajo de actriz y directora teatral. En este sentido, ha asegurado que “hay que reciclarse para dar paso a otras ilusiones y energías renovadas. Por eso siento la necesidad de dedicarme a espacios de creatividad y abrir una nueva etapa en mi carrera profesional”.

Menéndez ha comentado que continuará trabajando en la gestión del festival hasta el 31 de diciembre de 2017, fecha en la finaliza su contrato, y ha instado al patronato, presidido por el ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, a que elija “cuanto antes” a la persona que le sucederá en el cargo, para poder hacer una transición armónica.

Natalia ha hecho balance de su etapa al frente del festival de Almagro, “una asombrosa y exigente aventura”, resaltando hitos como la creación de la Fundación Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro para poder amortizar la deuda heredada; la creación de los certámenes Barroco Infantil y Almagro Off o el fomento de la presencia de compañías internacionales, entre la larga lista de aportaciones que esta actriz y directora escénica ha aportado al festival de Almagro durante las últimas siete ediciones.

Visiblemente emocionada, Natalia Menéndez ha finalizado la rueda de prensa agradeciendo al equipo que le ha acompañado estos años, por su “compromiso y trabajo”. También ha tenido palabras de agradecimiento para las compañías, creadores y profesionales del sector y, muy especialmente, para las almagreñas y almagreños que “nos han apoyado y ayudado en esta aventura”.

Deja un comentario