Compartir
Publicidad

El Ayuntamiento de Ciudad Real ha rendido esta tarde un homenaje a D. Miguel de Cervantes en la Plaza que lleva su nombre, y ante la escultura de García Coronado, que ha vuelto a ocupar el lugar que lleva ocupando desde 1955 hasta que comenzaron las obras de estabilización del subsuelo de la plaza.

El alcalde accidental de Ciudad Real, Nicolás Clavero; la vicepresidenta de la Diputación Provincial de Ciudad Real, Jacinta Monroy y el vicepresidente segundo del Gobierno de Castilla-La Mancha, José García Molina, han depositado una corona a los pies de la escultura, en recuerdo del 402 aniversario de la muerte de la máxima figura de la literatura española. En el parterre, el servicio de Parques y Jardines ha plantado 900 begoñas de color blanco, amarillo y rosa.  

Además se han leído diversos textos seleccionados por representantes del mundo de la política y de la cultura de Ciudad Real. El alcalde accidental de Ciudad Real ha seleccionado un fragmento de la segunda parte del Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha en la que Sancho reconoce rápidamente de una bota un vino de Ciudad Real.

Además han participado en la lectura los portavoces de los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento de Ciudad Real, el director provincial de la Consejería de Hacienda; el escultor y pintor Fernando López Gómez  “Kiriko”, las poetas Elisabeth Porrero y Nieves Fernández, el músico, guionista y director Miguel Ángel Maroto Negrete, o el director de cine Alvaro Vielsa.