Compartir
Publicidad

La ganadora del Premio Planeta 1999 con la novela Melocotones helados, Espido Freire, ha recomendado a los “nuevos humanistas”, y en especial a quienes ahora se abren paso en el mundo de la Literatura y de la Comunicación, “curiosidad, espíritu abierto y mucho, mucho trabajo” para desarrollar y triunfar en su vida profesional.

La joven escritora, que hoy ha visitado la Facultad de Letras de la Universidad de Castilla-La Mancha con motivo de la Fiesta de Letras, coincidiendo con la celebración de San Isidoro de Sevilla, patrón del centro, para impartir la lección magistral, ha hecho en su intervención un alegato en favor de las Humanidades y la necesidad de “cambiar rápidamente” el concepto que de ellas se tienen “como algo anquilosado, que no tiene una salida laboral inmediata o ni siquiera a medio plazo”. Su experiencia, ha recordado, no ha sido esa, ya que con tan sólo 25 años llegó a alzarse con uno de los galardones literarios más importantes que se otorgan en España, y aunque en su trayectoria han confluido factores como el “azar” o la “suerte” detrás de ella también ha habido “mucho trabajo y estudio”.

El mismo que recomienda a los estudiantes, sea el área que sea, pero en especial en el de las Humanidades, una rama del conocimiento en el que las redes sociales “no son un enemigo, sino un medio más” y a las que “no puede quedar ajena”. En este sentido, Freire ha hecho un alegato en favor de las redes sociales porque, a su entender, “son una forma de crear vida nueva y abren intensas posibilidades respecto a la abolición de distancias y en el acceso de conocimiento”.

En esta misma línea, la también columnista y bloguera ha asegurado que Internet, las redes sociales y la Literatura “pegan bien”, porque los medios digitales “han venido en muchos casos a renovar y refrescar una mentalidad y una forma de hacer las cosas”. A este respecto, Espido Freire ha considerado que “no hay una gran diferencia de cómo trabajar desde el punto de vista del papel, -de lo convencional-, y desde el digital- el contemporáneo-” ya que siguen guardando en común “el uso de la palabra y la gestión de los contenidos y del conocimiento, que va a quedar en manos de los más hábiles, de quienes sean capaces de expresarse mejor y de detectar determinadas tendencias”.

La defensa en favor de las Humanidades que ha hecho Espido Freire durante el acto no ha sido la única que han podido escuchar quiénes han llenado el aforo de la Facultad de Letras. También lo ha hecho su decano, Matías Barchino, que una vez ha vuelto ha reivindicar el lema del centro, “somos de Letras”, y ha subrayado la función social que cumplen las humanidades y las artes en la sociedad actual. “Que nadie nos tome como inútiles. Nadie en esta sociedad, en la que priman los inventos, ha hecho un esfuerzo tan grande como las Humanidades para seguir estando. Ellas nos siguen diciendo quiénes somos, de dónde venimos y dónde estamos”.

Al término del acto académico la Facultad de Letras ha entregado los Premios Extraordinarios Fin de Grado 2016-2017 a los alumnos María del Pilar Peinado (Español), Francisco Javier Minaya (Estudios Ingleses), Iván Ramírez Sánchez (Geografía y Ordenación del Territorio), Lesmes Fernando Arenas (Historia) y Víctor Iniesta (Historia del Arte); y el Premio Extraordinario Fin de Máster en Investigación en Letras y Humanidades que ha recaído en Javier Muñoz de Morales. Ellos, según el decano, son “un ejemplo de la cultura del esfuerzo”, de ahí que haya expresado públicamente su agradecimiento a quienes “decían horas al estudio y a la perfección”.

Agradecimiento que el decano ha extendido a las profesoras Flavia Cartoni, que este año se jubila, y Raquel Torres, hasta ahora secretaria académica, por su entrega y dedicación profesional con los estudiantes y con el centro. A ellas se les ha hecho entrega de la medalla de la Facultad.

Igualmente, en este acto se ha entregado el Premio Internacional de Narrativa Novelas Ejemplares que convoca la Facultad de Letras y la Editorial Verbum y que en su cuarta edición ha recaído en Javier Ramos, por su obra El señor gro y la hija de la viuda de Stern.

Mercadillo solidario

Por otro lado, la Facultad de Letras ha celebrado hoy su ya tradicional mercadillo solidario, una cita en la que poder adquirir libros que previamente han sido donados, manualidades o incluso degustar un café y productos artesanales dulces y salados. El dinero recaudado irá a beneficio de las ONG Solman, Sonrisas y Montañas y Capacidades (Asociación de Formación Laboral y Ocio Inclusivo).