Compartir
Fotos: Cristina Hidalgo

Fotos: Cristina Hidalgo
Al rock se le pueden poner muchos adjetivos pero el de Coque Malla apenas cuenta con ellos. Se trata de rock en su acepción más simple, la que es capaz de unir una canción de amor al ritmo repetitivo de una nota de piano con un vals entonado desde un riff de guitarra. También es rock cuando se recuerda a Los Ronaldos o cuando hace un guiño a las amistades y decide cantar una de Las Piratas.

Una noche de este rock fue el que ofreció este sábado Coque Malla dentro de su gira ‘Irrepetible’ y que pasó por Ciudad Real de la mano de Explosión Local, del Ayuntamiento de Ciudad Real y de la segunda edición de Suena CR el concurso que por segunda vez ganó Sugar Crush, teloneros ayer de Malla en el auditorio La Granja. De hecho él mismo fue el que prometió al inicio de su actuación hora y media de este rock.

El madrileño comenzó su actuación igual que el disco con las notas marcadas de ‘Quédate’ sonando en el piano y con él apareciendo en el centro, guitarra al hombro. A partir de ahí hizo una tanda de temas para calentar al público con ‘She’s my baby’, ‘La Señal’, uno de los singles de esta última etapa y en la que se escucharon los primeros coros entre el público, ‘La Mujer sin llave’, ‘El Último Hombre en la Tierra’ y ‘La Carta’ le siguieron y estas dos últimas pusieron a los ciudadrealeños en el bolsillo.

Entre medias hubo un recordatorio al tiempo que había pasado sin venir a Ciudad Real y a la esperanza de que no pase tanto. También a las bandas que habían ganado el certamen de Suena CR y una referencia al “antihimno indie” como calificó a ‘Una mierda’ el tema de Suga Crush y que fue seguido por Coque Malla desde uno de los laterales del escenario, entre risas suyas y de algunos integrantes de la banda.

Como segunda parte, siguiendo esa línea de rock  más melódico, más pausado, cayeron canciones como ‘Puede ser’ o ‘Todo el mundo arde’ y su versión de ‘El equilibrio es imposible’ de Los Piratas, para reiniciar al rock “más guarro”, en las propias palabras de Malla, de Los Ronaldos con ‘Quiero que estemos pegados’ y ‘Guárdalo’.

A partir de aquí se olía el final con un ‘No puedo vivir sin ti’, convertido ya en clásico de su carrera en solitario, y ‘Todavía estoy despierto’. Las dos canciones enfilaron el ritual de salir del escenario para regresar con ‘Lo hago por ti’ y finalizar con ‘Me dejo marchar’. Los dos temas con los que finalizó la promesa de Malla al subirse al escenario “una noche de rock”.

Antes de Malla actuaron María Molina y SugarCrsh en el escenario del auditorio de La Grana como segunda y primer clasificado del certamen. Mientras durante todo el día, la jornada de música se vivió por toda la ciudad al ritmo del autobús escenario que recorrió las calles con el resto de grupos que participaron en el certamen.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.