Compartir

El precio de la gasolina está por las nubes, el aire cada vez está más ahumado, aparcar a determinadas horas en el centro es una utopía que, en caso de poder realizarse, resulta costosa… Entonces, ¿Por qué la gente no utiliza un medio de transporte tan sano, ecológico y eficiente como la bicicleta? Esta tarde, los miembros de Masa Crítica, han querido pedalear esta pregunta por las calles de Ciudad Real.

El movimiento de Masa Crítica apareció por primera vez en San Francisco, allá por el año 92. Desde entonces son muchas las ciudades en las que ha surgido esta iniciativa que pretende reivindicar el uso de la bicicleta como medio de transporte. En Ciudad Real, hace ya seis años que se instalaron y el último viernes de cada mes, salen a la calle para reclamar respeto y visibilidad para este noble vehículo.

Vicente, uno de los miembros de Masa Crítica, nos ha comentado que la iniciativa surgió de manera espontánea entre un grupo de amigos que usaban la bicicleta habitualmente y poco a poco la idea se fue difundiendo. Ahora ya cuentan con una red bastante extendida, su propia página web y tienen intención de continuar sus actividades «hasta que el concepto de movilidad en las ciudades españolas cambie hacia un modelo más sostenible» según nos ha apuntado Vicente.

El camino por recorrer para que la bicicleta sea considerada un vehículo más y se la tenga en cuenta dentro de los planes de movilidad urbanos, todavía sigue siendo largo. Reivindicaciones como la construcción de un carril bici sigue estando presente entre los miembros de Masa Crítica, aunque como Vicente nos ha indicado, que ellos entran en ese tipo de cuestiones más oficiales, sino que es la asociación «A pedal», que cuenta con representación en el Consejo Local de Tráfico.

A pesar de que el Ayuntamiento está haciendo poco «ahora porque no hay dinero y cuando lo había porque no se les ocurría invertir en esto», Vicente nos ha comentado que ha habido pequeños avances tanto en el uso de bicicletas como en la construcción de pequeñas infraestructuras que facilitan su utilización, como los aparcabicis. En este sentido, Manuel, un veterano en el uso de la bicicleta, nos ha comentado que el incremento de ciclistas en las ciudad es notable «antes montábamos dos, ahora se puede ver mucha más gente». También Sinad, un emigrante kurdo-sirio, nos ha contado que desde su llegada a Ciudad Real en 2005 hasta hoy, cada vez más gente, sobre todo jóvenes, se mueven en bicicleta.

Una ciudad tan plana, con tan buen clima, es el lugar ideal para moverse en bicicleta. Así que ya sabéis, aparcad vuestros coches y pedalead, en menos de diez minutos habréis llegado al destino. Vuestros pulmones y vuestros bolsillos os lo agradecerán.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.